La depresión es un trastorno frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

La depresión puede llegar a hacerse crónica y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos además de la psicoterapia profesional.

En terapia se adquieren las herramientas necesarias para tratar los sintomas individuales de cada uno como puede ser los problemas de autoestima o la falta de interés hacía actividades del día a día, así como las herramientas necesarias para afrontar las causas  de la depresión.