Las habilidades sociales son herramientas imprescindibles para realizar actividades básicas del día a día, como relacionarnos con los demás, entablar amistades, trabajar en equipo, prestar servicios fundamentales a clientes, etc…

El continuo cambio, las profundas transformaciones de la sociedad actual y el desarrollo de las nuevas tecnologías hacen que sea fundamental trabajar las carencias que puedan surgir en el desarrollo de dichas herramientas.

Por lo tanto podríamos entender las Habilidades Sociales como la capacidad de:

  • Expresar opiniones personales
  • Rechazar peticiones poco razonables
  • Tomar iniciativa en las conversaciones y al tratar con los demás.
  • Expresión de sentimientos tanto positivos como negativos.
  • Defender los derechos legítimos.
  • Pedir favores y hacer peticiones.

Todo ello sin menoscabar los derechos personales de los demás.

Este es por lo tanto el objetivo final del entrenamiento en Habilidades Sociales.