En la vida…

En la vida…

Los seres humanos hemos desarrollado a lo largo de milenios diversos mecanismos de defensa que no tienen otra función que autoengañarnos, protegernos de un mundo que no sólo no es justo sino que en ocasiones es cruel y despiadado.

Desgraciadamente no es cierto aquello de que “el tiempo pone a cada uno en su lugar”, ni que “quién siembra vientos recoge tempestades”, simplemente la justicia universal no existe.

Sin duda los refranes y “la creencia del mundo justo” (según la conocemos los psicólogos) hace más llevadero el día a día, incluso nos tranquiliza si nos cruzamos con una persona mala o injusta que esperamos reciba su merecido.

Hasta que sucede “ese algo que lo cambia todo, que no somos capaces de entender, que no nos merecemos…”, es entonces cuando es importante tener las herramientas necesarias para superar el día a día y salir adelante. Quizás sea entonces el momento de pedir ayuda…

Comentar

Your email address will not be published.

Resolver : *
25 + 22 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.