Comprender la Depresión

La TRISTEZA es una emoción. Toda emoción tiene un potencial para servir de ayuda, es decir, son señales informativas que dirigen nuestro comportamiento y nos ayudan a la toma de decisiones y a adaptarnos a la realidad, ya sea esta positiva o negativa. Por ejemplo, la ansiedad y el miedo son las emociones que preparan a nuestro cuerpo para huir de un peligro o una amenaza, como preparan a una cebra para huir del león.

En su caso, la tristeza es la emoción que activa el proceso psicológico que nos permite superar pérdidas, duelos, desilusiones o fracasos. Nos permite establecer distancia con las situaciones dolorosas (nos aislamos) para comenzar la cicatrización del dolor generado por ellas, de este modo el cuerpo entra en un estado de letargo que le permite ahorrar energía que utiliza para esa cicatrización. El cerebro destina toda nuestra energia a reparar ese dolor.

Así mismo, el sentir tristeza y trasmitirla tiene una función social, que consiste en que el entorno se vuelque en el cuidado y protección de la persona que está triste mientras ella no puede hacerlo por si misma. También nos ayuda a empatizar con la tristeza de los otros y así crear redes de apoyo y consuelo.

A pesar de todas estas funciones, todas las emociones pueden ser desadaptativas en situaciones, contextos o intensidad inadecuados. Es entonces cuando es necesario pedir ayuda.

#comprenderladepresion #emocionesdesadaptativas #tristeza #somoshistorias

Comentar

Your email address will not be published.

Resolver : *
13 + 24 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.